miércoles, 7 de febrero de 2018

La partida


Bajo el imperio de la débil sensación
de la impotencia,
y el oscuro susurro de la muerte,
mientras se cuela la brisa de la desolación,
entremezclada con mi preocupación,
descubriendo las flaquezas de los fuertes,
se diluyen las reservas de paciencia,
y surge la solución.

La emulación de ancestrales ideas,
quienes al verse en peligros de muerte,
usaron el recurso del camino
para cambiar sus suertes,
sin saber a ciencia cierta,
con qué se encontrarían en sus destinos.
Así solté mis manos de la puerta.
Mi esperanza no había sobrevivido.
Así de cruda había sido esta tormenta.

No somos nosotros los primeros
que ante la espalda de la fertilidad
y la derrota de nuestras esperanzas,
nos resignamos a nuestra realidad,
dejamos atrás a nuestras casas,
y salimos a explorar nuevos senderos.


No somos nosotros los primeros
que levantamos anclas en la patria,
que decidimos salir de nuestro puerto,
que abandonamos lo visto por lo incierto,
que elegimos salir a navegar,
y por los mares traspasar nuestros linderos,
para poder llegar a nueva estancia.

Dedicado a mis hermanos venezonalos, esperando que Dios provea en no mucho tiempo un futuro más luminoso.

lunes, 27 de febrero de 2017

De empleado a empresario y de empresario a deudor.

Muy lleno de esperanzas, sueños y fuerzas,
entendí que era el momento del gran paso.
Llegó el momento de arriesgar mi jornal,
y apostar por lo que había planeado.

Después de haberme preparado y estudiar
por largos años y haber pulido mi talento,
ha llegado el tiempo de trillar y forjar
mi camino, dejar el pasto, subir al pavimento.

Los tiempos de los planes terminaron.
Mi empresa he decidido levantar.
Honraré al fisco, pagaré mis impuestos.
A la causa de la patria he de aportar.

Las cosas marchan bien en mis inicios.
Los clientes aquilatan mi labor.
La gente empieza a comprar nuestros servicios.
Nuestra fama se esparce cual rumor.

Las cuentas por cobrar ya se incrementan.
Todo marcha acorde a lo planeado.
La cartera de clientes también aumenta.
La realidad es mejor que lo soñado.

II

Mas de repente, se oscurece el panorama,
La DGII ya está tocando nuestras puertas,
algo que aún no estaba en mi programa,
nos ultiman: “pongan al día sus cuentas”

El escenario da  un giro inesperado.
Aún no han sido cobradas las facturas.
Pero el fisco insiste: “Los impuestos son sagrados”,
Y allí comienza de mi empresa la aventura.

III

En mi afán de honrar mis compromisos
y  no fallarle al fisco en mis impuestos
desfalqué el capital de mis ahorros,
sacrifiqué la idea del crecimiento.

Algunas facturas se cobraron,
Y el túnel parecía tener final,
pero Hacienda embestía con mayor fuerza,
“O pagas o cierras” me informaron;

 Esta vez, por no cerrar mi empresa,
recurrí a endeudarme con la banca,
que error, pues para mi sorpresa,
ya de  este golpe nada nos levanta.

IV

No les importó las finanzas de mi empresa.
Vieron la oportunidad y la tomaron,
Nos vieron como el cazador mira su presa,
destruyeron mi negocio, lo saquearon.

Me advirtieron no ser tan transparente,
ni mostrar todas las cartas al estado.
Para ellos, el dinero es lo importante.
No sabes cuanta gente han desfalcado.

Parecen sanguijuelas estatales,
seres sedientos de  dineros,
parásitos, vampiros municipales,
carroñeros, buscando mataderos.

V

 Por tantos años me preñé de sueños
Me llene de ideas tan irreales,
daba en balde libertad a mis pensamientos,
como esclavo, respirando ideales.

Es una guerra  levantar una empresa.
Son tantos los frentes que te abres.
Vencer la inercia, cuando se comienza,
Mantener la frente en alto mientras corres.

VI

No me arrepiento de haber dado este paso.
Fue amarga la experiencia lo confieso.
Pero abona, muy dentro de mi pecho.

El anhelo de plena libertad para mi pueblo.

domingo, 22 de enero de 2017

La impunidad

Es evidente que han cambiado los tiempos,
y el cómplice silencio del cobarde temor
empieza a silenciarse por la voz del orgullo,
aquella que se grita henchida de valor.

Ya sé que por sí misma, no puede hacer verano ninguna golondrina,
ni puede por un grano ser llenado el granero.
Pero, ¿no es una gota la que derrama el vaso?

Refugio de corruptos por mucho tiempo ha sido,
y perfecta garantía de los más oscuros planes
la fría impunidad que este día combatimos.

El verano se acerca, y el granero se llena.
El agua de la copa está casi derramada.
La impunidad, de raíz, será desenterrada.

martes, 1 de noviembre de 2016

Super Tucanos

Super Tucanos

 Como si fuera noticia
la corrupción en mi tierra,
contra la que estoy en guerra,
sale en la primera plana
esta perla de primicia,
en la prensa nacional:
“Sobornos para comprar
La flota de los tucanos”.
¡Qué novedad!, uno y uno
Suman dos para variar.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Otro procurador


Quiero otro procurador
Alguien que sí nos defienda
Que no esté sujeto a deudas
Que pueda jugar su rol

Quiero que sea un ciudadano
Que entienda bien su papel
Que a Quisqueya le sea fiel
Aunque afecte a don fulano

Que procure por su patria
Que no defienda intereses
Que no sean los de este pueblo

Que procure con justicia
Que procure por mis hijos
Quiero otro procurador

lunes, 19 de noviembre de 2012

Libertad


Libertad a Nuestra Patria 

Cual maza de  cadena medieval
Que rompe cuanto encuentra en su camino
Lacera la reforma el destino
De este pueblo que trata de avanzar

Cuando el impío gobierna el pueblo  gime
Le duelen a mi patria hasta los huesos
El alma se la rompe tanto abuso
Y a pesar de las cosas sigue firme.

Sigue firme, buscando libertades.
Sigue firme, detrás de la verdad.
Sigue firme, persigue la justicia.

Queremos castigar tantas maldades
Que ninguno disfrute impunidad.
Dios, dale libertad a nuestra patria.